Una aclaratoria sobre la historia del #FantasmaDeKiev y sus efectos

Un rumor impulsado en canales locales de Discord se propagó a Twitter y se convirtió en la pieza de propaganda ucraniana más famosa desde el inicio de la invasión

La historia de un as” de la aviación ucraniana, que había derribado más de cinco aviones rusos antes el primer día de la invasión de Rusia a Ucrania, se volvió viral a final del mes de febrero de 2022. La historia del desconocido piloto, que desde entonces parecía una maniobra de propaganda del gobierno de Ucrania o de los mismos ciudadanos ucranianos, estuvo soportada con varias fotografías y videos descontextualizados o fabricados, compartidos por internautas cercanos al bando ucraniano y por los líderes del país invadido.

Al 1° de marzo de 2022, varias publicaciones validando el rumor habían sido compartidos en redes sociales por líderes políticos y entes oficiales de Ucrania, como un tweet publicado por el expresidente Petro Poroshenko, una publicación en Facebook compartida por las Fuerzas Terrestres, dos tweets publicados por el Ministerio de la Defensa, un tweet publicado por la marca país de Ucrania y una publicación en Facebook por el Servicio de Seguridad. El rumor se convirtió en una “tormenta perfecta“, aprovechada como propaganda por el gobierno ucraniano y denunciado como desinformación por el gobierno ruso.

Sin embargo, el rumor había comenzado a difundirse en redes sociales poco antes del 24 de febrero. El rumor llegó a Twitter justamente ese día, y se conservan evidencias de los primeros tweets que popularizaron la leyenda en esa red social.

A las 7:32 A. M. (VEN) del 24 de febrero, el noticiero ruso Novoe Izdanie, publicó en Telegram el mismo video sobre “El Fantasma de Kiev“, que pocas horas después se viralizaría en Twitter. El archivo llevaba la marca de agua del medio e iba acompañado con la descripción “los combatientes vuelan sobre Kiev“, en ucraniano. Era una grabación reciente, del primer día de la invasión, que no estaba en absoluto relacionada con el rumor del piloto legendario.

El video con la marca de agua de Novoe Izdanie, fue publicado en Twitter por primera vez un poco más tarde, a las 8:10 A. M. (VEN). El tweet inicial solamente llevaba la etiqueta #Kyiv y tampoco mencionaba al héroe ficticio.

Pero este tweet, que al 16 de marzo acumula 1041 retweets y 8346 “me gusta“, fue citado por varias centenas de usuarios. Uno de ellos fue @Sc0ttishKoala, quien parece haber publicado el primer tweet relacionando al video de Novoe Izdanie con “El Fantasma de Kiev”, al menos en ucraniano, ruso, inglés o español. Su tweet ha acumulado 2872 retweets y más de 12500 “me gusta”, al 16 de marzo de 2022.

Y aunque fue el primer tweet viral con el mismo video publicado ese día, no fue el único, ni el más viral entre los que se publicaron el mismo día.

@Sc0ttishKoala tampoco fue quien inventó el rumor, pero la viralidad de su tweet tuvo consecuencias: levantó la moral de los ucranianos durante el primer día de la invasión, y le ocasionó una lluvia de solicitudes de detalles y críticas por quienes sintieron que estaban siendo engañados.

@Sc0ttishKoala publicó una aclaratoria sobre las razones por las que publicó la información errónea en Twitter y otros tweets sobre el mismo tema, que eventualmente borró de la red social. Es un testimonio interesante que puede ayudar a comprender por qué se difunde la información errónea tan fácilmente, en especial en un contexto de guerra y cómo puede terminar convirtiéndose en propaganda, usada por cualquiera de los dos bandos.

Su aclaratoria, publicada en inglés el 27 de febrero y anclada en su cuenta de Twitter, al 16 de marzo de 2022 solamente ha acumulado cinco retweets y 76 “me gusta”.

La tradujimos al español y la compartimos íntegramente a continuación.

“Mi declaración final sobre la historia del #FantasmadeKiev y sus efectos”

(Traducción de la aclaratoria en inglés publicada el 27 de febrero de 2022 por el usuario de Twitter @Sc0ttishKoala)

En primer lugar, mi máximo respeto a todos los que han sufrido a manos de este conflicto, a la valentía de las tropas ucranianas, así como a los que en Polonia, Bielorrusia y Rusia han protestado contra las atrocidades que se están cometiendo en la invasión rusa de Ucrania. Espero que todos se unan a mí en el deseo de que este conflicto termine pronto, con la menor pérdida de vidas posible.

Envié un tuit mientras compartía información en mi servidor de Discord, sobre lo que me parecía una historia intrigante y esperanzadora que parece haber contribuido a generar una historia legendaria que ha enfadado a mucha gente debido a su naturaleza no confirmada y, después de numerosos ataques personales en Twitter, Reddit, YouTube y Discord por igual, quiero dejar de enviar tuits cortos que convierten el contexto en un problema, y en su lugar dejar las cosas completamente claras de una vez por todas.

Pasadas las 4 de la mañana del 25 de febrero (sí, soy un insomne loco), publiqué un tuit en el que mostraba al supuesto piloto de un MiG-29 de la Fuerza Aérea de Ucrania, al que había oído apodar “El fantasma de Kyiv”. Mencioné cómo “hoy [él] ha obtenido tres, si no cuatro victorias aéreas confirmadas”, seguido de “¡qué increíble tipo! No descarten todavía a la Fuerza Aérea Ucraniana”.

https://twitter.com/sc0ttishkoala/status/1496904999456370690?s=21

La historia, por lo que puedo decir, se originó a partir de un tuit anterior compartido por el usuario @aldin_ww, que mostraba imágenes de lo que parecía ser un MiG-29 Fulcrum operado por la Fuerza Aérea Ucraniana, volando sobre la capital ucraniana de Kiev después de que se creyera que la Fuerza Aérea del país había sido neutralizada, debido a las primeras pérdidas, a la destrucción o la captura de sus bases aéreas militares. La primera vez que oí el nombre del “Fantasma of Kiev” fue en el servidor Discord de mi comunidad, compartido por el usuario MrFisherman#1238 y thegopnikfish#5339, y rápidamente me intrigó la historia. Cuando los usuarios de Discord compartieron que supuestamente había “derribado otro”, habiendo afirmado inicialmente que se habían confirmado dos derribos, quise compartir lo que, en mi opinión, era una historia real de David y Goliat. Sin embargo, a las 2 de la madrugada, decidí retirarme de la discusión e irme a la cama.

Cuando estalló el conflicto, primero consideré adoptar una postura de completo silencio en las redes sociales, en lugar de “elegir un bando” y crear una discusión como alguien que no tiene ninguna credibilidad en este tipo de historias. Sin embargo, después de ver más imágenes, decidí que quería que mi canal y mi comunidad fueran conocidos como partidarios de los defensores ucranianos y de su causa. Después de navegar por Twitter durante unas dos horas más, redescubrí el vídeo del MiG-29 sobre Kiev, el piloto al que me refería como “El Fantasma” o “El Fantasma de Kiev”. Compartí mi tuit inicial, pensando que podría ser intrigante para las aproximadamente 40 personas que suelen frecuentar mis publicaciones en Twitter, y luego me fui a dormir.

Unas cinco horas más tarde, me desperté y descubrí que el tuit tenía más de 3.000 “me gusta” y varios cientos de “retweets“, y que mucha gente se había interesado por esta aparente historia de esperanza, e incluso algunos periodistas y publicaciones de noticias informaban de la existencia del “Fantasma” como un hecho (un par de ellos habían intentado enviarme un mensaje para preguntarme por mis propias fuentes, la mayoría no lo hizo). También hubo un gran número de comentarios en el tuit en los que se me preguntaba de dónde había sacado esta información y cómo la había obtenido exactamente, y otros ya estaban enfadados porque no había presentado ninguna prueba real de las 3 muertes que se afirmaban, en primer lugar, durante una guerra en la que ya había habido varias fuentes profesionales que estaban difundiendo desinformación. La gran mayoría, sin embargo, decía que incluso si lo afirmado NO era cierto, la historia estaba siendo utilizada como una fuerte inyección de moral para el pueblo ucraniano y sus partidarios. También vi en mi Discord que algunas personas estaban afirmando sobre dos derribos más realizados por este piloto, después que sugerí el cuarto en mi tweet inicial, y respondí a un usuario diciendo “al parecer, ahora pueden ser hasta seis”.

Sin embargo, la idea de difundir información errónea, por muy intrigante que sea la historia, no era algo con lo que me gustaba alinearme, así que inmediatamente publiqué un tuit disculpándome, diciendo que “puede que me haya lanzado a la historia demasiado rápido“, sin tener ninguna prueba real que la respalde, y afirmé que cualquiera que tenga alguna prueba debería compartirla, pero que nadie debería tomar mi tuit y la historia del Fantasma de Kiev como un hecho hasta que se aportaran algunas pruebas.

Desgraciadamente, varias fuentes sólo vieron el tuit inicial, o la multitud de otros tuits de la misma naturaleza, todos basados en el primero, ya que parecía ser el primero en utilizar el apodo del “Fantasma de Kiev” en Twitter. Muchos incluso afirmaron que la cifra de seis muertes aéreas era un hecho, ignorando el hecho de que yo sólo había dicho “supuestamente” y que inicialmente sólo había afirmado 3, y quizás una cuarta. Hay que reconocer que la forma en que se redactaron mis tuits hizo que pareciera que tenía más pruebas de las que tenía (o… ¡ninguna!) y por ello también me disculpé profusamente a todas las respuestas amistosas y mensajes privados que pude, (ignorando los más agresivos o “tóxicos”).

En el tweet original compartí una obra de arte que encontré, de un avión MiG-29 y las palabras “El Fantasma de Kiev”. También pedí por debajo que el creador original de la misma se presentara. Dado que el tuit había recibido mucha más atención que cualquier otra cosa que publiqué posteriormente (mis tuits habituales tienen una media de unos 40 “me gusta” y un puñado de comentarios), quise dar crédito al creador en lugar de hacer creer a la gente que lo había hecho yo mismo o que había intentado robarlo.

Por desgracia, volví a recibir la respuesta de que la verdad de la historia podría ser menos importante que la propia historia y el impulso que daría a la moral, y estuve de acuerdo. Sin embargo, también dije que, si la historia resultaba no ser más que un rumor, la idea de crear y vender mercancía basada en ella no sería mala, ya que no se basaría en personas o hechos reales, sino en una obra de ficción. He dicho que “sería de mal gusto si no fuese de esa forma”.

Mi tweet fue sacado completamente de contexto por muchas fuentes que afirman que yo ahora estoy tratando de vender mercancía para sacarle provecho a la guerra, lo que es total y absolutamente falso. El SIGUIENTE comentario que hice directamente debajo de mi tweet original fue que “no se me ocurriría tratar de sacar provecho de esto, sería muy turbio, PERO podría tener algo de positivo si lo hiciera y donara las ganancias. Aunque dudo que lo haga”. La idea era ver si a los manifestantes en Bielorrusia, Polonia o Rusia les hubiera gustado llevar una camiseta que dijera “Estoy con el Fantasma” o algo parecido, al igual que muchos extranjeros que apoyan la situación de Ucrania.

Fue entonces cuando empezaron a llamarme “aprovechador de la guerra” y la gente empezó a atacarme por la “vergonzosa” acción de utilizar la carestía de la gente y la destrucción de la propiedad para beneficio personal, a lo que respondí inmediatamente con la respuesta anterior, que yo mismo nunca querría ganar un céntimo con el ‘merchandising’. Desgraciadamente, en ese momento parecía que el daño ya estaba hecho. Muchos hilos de Reddit y Twitter empezaron a discutir mis aparentes planes de vender productos y quedarme con los beneficios, y muchos también afirmaron que me había inventado todo el asunto sólo para obtener beneficios. Esto tampoco podía estar más lejos de la realidad.

Simplemente compartí lo que me pareció una historia interesante y esperanzadora, entre los pocos seguidores que pensé que también podrían apreciar escucharla, y lamentablemente la redacté como un idiota haciéndola parecer más creíble de lo que era. He intentado disculparme en la medida de lo posible por esto y lo volveré a hacer, pero muchas de las personas que hicieron las acusaciones claramente pasaron por alto la disculpa inicial, así como mi declaración de que nunca, incluso si yo mismo hiciera la mercancía, intentaría sacar provecho de ella de ninguna manera. También por eso he pedido y pido disculpas.

Es lamentable que también continué manejando la situación con menos cuidado, madurez y profesionalidad de lo que se requería, y en cambio, pensé que al tratarlo como un chiste (compartiendo un vídeo de un vehículo ruso de misiles tierra-aire y diciendo “‘Trámeleo, dice el Fantasma”), la gente hiciera lo mismo. También me disculpo por haber intentado quitarle importancia a la situación, cuando en realidad debería haber dejado de publicar cualquier cosa luego del post inicial.

También compartí información de un antiguo piloto de la Marina de los Estados Unidos, y otra del piloto de la Marina y YouTuber Ward Carrol, que apoyan la existencia del “Fantasma de Kyiv” o le añaden su creatividad a la historia.

Dije: “Me alegro mucho de que esta historia siga proporcionando a la gente esperanza e intriga, independientemente de la verdad o el contenido de la misma“.

Desde entonces, muchas personas me han aconsejado sobre el tema. Algunos me sugirieron que borrara todo para eliminar mi implicación en esta pieza de “propaganda”, otros dijeron que debía hacer todo lo posible para acallar los rumores, u otros dijeron que borrar mis tuits parecería un intento de “encubrir” mi fechoría, o que “mataría el mito” según el usuario @allaayallay. Al final decidí que borraría todo, SALVO el tuit inicial, no sólo para distanciarme del asunto, sino también para evitar cualquier tipo de propagación de información errónea, así como la posibilidad de que mis tuits cortos posteriores se sacaran de contexto o se parafrasearan erróneamente, como ocurrió con el usuario de Discord y creador de YouTube TheRealNap0le0n.

A partir de entonces, decidí no referirme al tema directamente en mis tweets, sino compartir únicamente información con fuentes reales de otros lugares, como los posts de The Kyiv Independent (una página web de periodismo). Sin embargo, seguí sin estar de acuerdo con las afirmaciones de que mi capacidad de investigación era demasiado pobre o completamente inexistente como para que nadie respetara mis declaraciones, en lugar de guardar silencio, y también por esto pido disculpas. Sin embargo, siempre estuve de acuerdo en que tengo cero credibilidad para hacer declaraciones y que nadie debería tomar lo que digo como prueba o evidencia sin fuentes independientes con más conocimiento y sin credibilidad que yo mismo, y aunque esto puede parecer a algunos como irresponsable, mantengo esa declaración y siempre lo he hecho, tanto en mis medios sociales como en mi profesión en YouTube.

Pido disculpas por mi mala gestión de una situación que se me fue de las manos, y por mis tuits mal redactados que resultaron poco profesionales o demasiado vagos para disipar las afirmaciones de que estaba intentando sacar algún tipo de provecho de los horribles actos que están ocurriendo al pueblo ucraniano. También me disculpo por las afirmaciones de que no debería TENER que fundamentar lo que tuiteo, porque simplemente soy un YouTuber, un jugador, y no un sitio de noticias creíble o un periodista profesional. Intentaba limpiarme las manos de la mala acción de compartir información errónea, y me equivoqué al hacerlo.

Soy un hombre joven, con un trastorno mental que provoca dificultades en la interacción social, y todavía estoy aprendiendo a manejar una gran presencia en los medios sociales, especialmente cuando las declaraciones cortas se vuelven “virales” como lo ha hecho este caso. Siempre intento hacerlo mejor y manejar las cosas de forma profesional, y en este caso, he errado varias veces. Lo siento.

De lo que no puedo disculparme es de la creación de la historia, o del personaje de “El fantasma de Kiev”, ya que no lo he creado yo y no quiero atribuirme el mérito de su creación. “Me alegro mucho de que haya dado lugar no sólo a la esperanza y la valentía entre Ucrania y sus partidarios, sino también a la creatividad y el arte como éste”. He publicado en YouTube el vídeo “Ghost of Kyiv – Epic Orchestral Music” del creador de música de YouTube Lucas Ricciotti.

No puedo disculparme por la nueva desinformación que siguen difundiendo otros usuarios en Twitter o en otras plataformas de medios sociales, pero sí puedo afirmar que no tengo nada que ver con ella ni apruebo que la gente la perpetúe.

Tampoco puedo disculparme por la mercancía que se está vendiendo actualmente, lo único que espero es que la mayoría de los sitios que la venden también planeen donar todos los ingresos a organizaciones benéficas ucranianas, como está haciendo el YouTuber estadounidense Funker530.

Les pido que no compren ninguna mercancía que NO prometa abiertamente hacer lo mismo, ya que eso sería aprovecharse de la guerra, un acto que condeno de la manera más dura.

Lo último por lo que no puedo disculparme son los ataques de usuarios como “wow my name is Ryan” “Spit Flyer”, “Justin” y “Validuz” (me reservo citarlos porque no quiero que se haga una cacería de brujas con ellos), que ya sea por error o por negarse a admitir sus propias faltas han negado, adulterado o ignorado las declaraciones reales que he hecho y probado, acusándome de vender mercadería con fines de lucro en la actualidad, o afirmando que “continué compartiendo alegremente información errónea”, y que “nunca dije que donaría las ganancias”, o que “sigo sin disculparme y continúo difundiendo mentiras”, todo lo cual espero haber demostrado que es infundado y completamente falso.

Nunca quise mentir, y honestamente no creo haberlo hecho, sólo quise compartir lo que creía que era una historia verídica que resultó ser una mentira, o más bien un rumor, y por eso, de nuevo, pido disculpas.

Pido disculpas por todo lo que pueda, y espero que la gente pueda seguir apoyando la historia positiva del personaje ficticio “El Fantasma de Kiev” y sus supuestas hazañas sobre los invasores de Ucrania. Espero que siga dando esperanzas a los partidarios de Ucrania, y espero que la gente no me odie por mis errores que llevaron a que gran parte de esta situación se fuera de las manos. Les ruego que recuerden que lo primero que hice en cuanto pude fue decir a todo el mundo que NO trataran la historia como algo real sin más pruebas que aún no podía aportar, por lo que pedí disculpas, el hecho de que en ningún momento intenté o incluso planeé seriamente hacer mi propia mercancía usando este conflicto, ni habría querido sacar provecho de ello si lo hubiera hecho, así como recordar el hecho de que tanto el ministerio de defensa de Ucrania, el gobierno ucraniano, y muchos miles de personas, no cientos de miles, tanto profesionales como casuales, disfrutarán y apreciarán la historia del héroe ucraniano conocido sólo como “El Fantasma de Kiev”.

Gracias a todos, que el Fantasma de Kyiv siga adelante, y por supuesto, Slava Ukraini.

Joshua ~ theScottishKoala


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y danos tu feedback.