¿El atentado a la AMIA fue un falso positivo?

Un video de la campaña de Venezuela para recuperar el avión de Conviasa detenido en Argentina generó rechazo en ese país y fue calificado como “propaganda venezolana”

El Ministerio de Comunicación e Información de Venezuela (MINCI) publicó, en su cuenta de Twitter, un video en el que pide a Argentina que libere un avión humanitario que, según el video, había sido “secuestrado por mandato de Estados Unidos usando el falso positivo de la causa AMIA”.

El video forma parte de la campaña #LosQueremosDeVuelta en la que el gobierno de Venezuela exige le devuelvan el avión de Emtrasur -filial de Conviasa- retenido en Argentina y el oro en las bóvedas del Banco de Inglaterra “bienes nacionales, ilegalmente retenidos y secuestrados”. Medios internacionales indicaron que, al momento de su retención, el avión iba tripulado por venezolanos e iraníes señalados de tener presuntos vínculos con grupos terroristas.

¿Un insulto a las relaciones diplomáticas?

El 9 de agosto de 2022, la cuenta Twitter del MINCI publicó un video que dice, textualmente, que el avión “fue secuestrado, junto con su tripulación, por mandato de Estados Unidos en suelo argentino, usando el falso positivo de la causa AMIA”.

El video forma parte de la campaña #LosQueremosDeVuelta, que incluyó una marcha de seguidores del chavismo en la que el régimen venezolano reclama el oro y el avión de Conviasa retenidos en Inglaterra y Argentina respectivamente.

¿Qué es un falso positivo?

Elisa Trotta, Representante de la Asamblea Nacional en la República Argentina, hizo un llamado al gobierno de ese país a pronunciarse ante esta situación, al tiempo que explicó el uso del término “falso positivo” en el contexto venezolano que representa “un acto simulado o, peor aún autoatentado”, dijo.

Los voceros del régimen suelen utilizar esa expresión para menospreciar agresiones contra representantes de la oposición o personeros de otros países. Partiendo de esta premisa, al calificar el atentado a la AMIA como un falso positivo, el MINCI desvirtúa al atentado terrorista y lo reduce a una teoría de conspiración, tal como ocurrió con teorías conspirativas sobre el atentado a las Torres Gemelas.

La narrativa chavista se basa en una falacia cui bono, en la que una sucesión de hechos es -según esta lógica- responsabilidad de quien podría beneficiarse de ella. Este razonamiento fue la base usada en otro video publicado el 18 de julio de 2020 en la cuenta de Twitter en español del Ayatolá Alí Jamenei, líder de la Revolución Islámica de Irán, para referirse al atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA):

¿Qué fue el Atentado a la AMIA?

El atentado a la AMIA (18/07/1994) fue un ataque terrorista con coche bomba que dejó un saldo de 85 personas asesinadas y 300 heridas. Es considerado el mayor ataque terrorista en suelo argentino.

La investigación del caso ha pasado por varios presidentes, jueces y fiscales y algunos funcionarios han sido acusados de entorpecer la investigación a través de encubrimientos y retrasos. Hasta el 2015, en la gestión del fiscal especial Alberto Nisman, quien fue asesinado la noche antes de presentar ante el congreso las pruebas de que Argentina “habría accedido a negociar la impunidad de los iraníes a cambio de petróleo y otros acuerdos económicos”, como lo explica la BBC en este recuento del caso.

Según un artículo publicado el 22 de julio de 2022 por The New York Times, el Mossad, la agencia de inteligencia de Israel, atribuyó los atentados a una célula terrorista organizada por Hezbolá. En el artículo se resalta que, aunque el Mosad aún cree que Irán aprobó y financió los atentados y suministró el entrenamiento y el equipo, sus averiguaciones refutan las afirmaciones sostenidas por mucho tiempo por Israel, Argentina y Estados Unidos de que Teherán tuvo un papel operativo.

“(Los atentados) fueron llevados a cabo por una unidad secreta de Hezbolá cuyos agentes, contrario a las afirmaciones generalizadas, no fueron ayudados a sabiendas por ciudadanos argentinos ni asistidos en el terreno por Irán”.

Las reacciones no se hicieron esperar

El diputado argentino Waldo Wolff, a través de su cuenta de Twitter, calificó la afirmación de que el atentado es un falso positivo como una “ofensa inexcusable a un hecho trágico que ofende a las víctimas, a sus familiares y a la Argentina toda”. En la actualidad impulsa un proyecto de repudio contra el video de propaganda chavista:

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) también emitió un comunicado en su cuenta de Twitter condenando las expresiones usadas en torno al atentado a la AMIA:

Sin embargo, el único pronunciamiento oficial del gobierno argentino fue de parte de la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerrutti, quien justificó el contenido del video al ser interpelada por un periodista durante una conferencia de prensa. “Entendemos que son expresiones de diferentes actores de la vida venezolana” y dijo que esto no implicaba un incidente diplomático entre ambas naciones.


Comenta y Participa 💬

Tu opinión nos importa. Únete a nuestra comunidad de Telegram y danos tu feedback.