Federico Cruz,  ‘Choreco’,  asesor presidencial en Costa Rica, debe millones a Hacienda y a la seguridad social

“Le hablamos a la gente de manera emotiva. El voto sigue siendo algo emotivo, cero racional y el peor error que puede cometer un candidato es racionalizar su campaña, es racionalizar su mensaje”.

Esta es una de las claves que dio Federico Cruz Saravanja, conocido como “Choreco”, para llevar a la presidencia a Rodrigo Chaves en Costa Rica, durante el Congreso Iberoamericano de Comunicación Política en el que participó en República Dominica en agosto del año pasado.

Él reconoció que utilizaron big data e inteligencia artificial para determinar qué era lo que los ticos querían escuchar: acabar con la corrupción, reactivar la economía y bajar el costo de la vida.

También expuso que los candidatos presidenciales son marcas, “son como Coca-Colas” y que los mensajes claves fueron repetidos “hasta aburrir” en todas las visitas a pueblos, entrevistas, y comerciales.

En paralelo al discurso que distribuyó como director de comunicaciones del Partido Progreso Social Democrático, Cruz, también hizo préstamos al partido y compra de bonos de deuda política con rebajas, así como pagos por servicios profesionales que facturó a título personal.

El asesor presidencial Federico Cruz hizo préstamos de dinero al partido durante la elección del 2022.

Cruz en los últimos meses ha seguido participando en seminarios internacionales dando charlas sobre cómo alcanzaron la Presidencia con Chaves.

José Norte, director de Reputación Digital, una empresa creada en Córdoba, Argentina, en 2021, que se dedica a la consultoria en tecnología de la información, dio una exposición en junio de 2022 sobre cómo ganaron las elecciones en Costa Rica. La actividad se llevó a cabo en Quito junto a Cruz (Choreco). Cuatro meses después dijo en una entrevista en Argentina que había participado en el proceso electoral en Costa Rica. Según el último reporte en el Boletín Oficial de Argentina, José Joaquín Norte figura como único socio de la empresa, y como administradora suplente aparece Julia Elena Azulay Cordero.

El asesor José Norte dio una conferencia de cómo ganaron la elección en Costa Rica

Tampoco hay registros oficiales de la participación de Reputación Digital, ni de Norte, en la liquidación de gastos del partido ante el Tribunal Supremo Electoral.

Estos hallazgos son de CRHoy en alianza con Interferencia y LadoB, aliados de la investigación transfronteriza Mercenarios Digitales, junto con otros 17 medios periodísticos, cinco organizaciones de investigación digital y estudiantes de maestría de la Universidad de Columbia, con la coordinación de el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP.

Además, este equipo periodístico, en consultas realizadas al 19 de julio de 2023, encontró que Cruz (Choreco) figura como moroso en el pago de cargas sociales ante Hacienda y la Seguridad Social.

La empresa H Ocho mantiene deudas con el Ministerio de Hacienda de Costa Rica.

En el Ministerio de Hacienda aparece con una deuda por ¢12.8 millones de colones (unos US$ 23.000) a nombre de la empresa H Ocho S.A. Según los registros del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), esta empresa facturó más de 25 millones de colones (unos US$46.000)  al Partido Progreso Social por labores como el manejo de una base datos que llegó a tener más de 600 mil personas (Ver nota adjunta).

Esta sociedad aparece en el sistema de Hacienda sin presentar el registro de transparencia de beneficiarios finales de abril 2023. La sociedad H Ocho no está registrada ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). 

La empresa H Ocho le facturó cobros a la agrupación política que no está inscrita ante la Seguridad Social.

Como profesional independiente, Cruz Saravanja aparece moroso ante la CCSS con una deuda en cobro administrativo que supera los ¢4.4 millones de colones. (equivalentes a unos US$8.000 de julio 26 de 2023).

También a título personal, en Hacienda, reporta una deuda de ¢284.246  por concepto del impuesto sobre la renta de diciembre del 2017 y 2021, así como por impuesto al valor agregado de diciembre de 2021.

 Federico Cruz mantiene una millonaria deuda en Costa Rica con la Seguridad Social.

Una segunda empresa llamada Publicidad del Ático, cuyo representante legal ante  Hacienda es Federico Cruz, también debe más de un millón de colones por el impuesto a las personas jurídicas, timbres de educación y cultura, así como el impuesto de renta.

Ante la CCSS, esta empresa adeuda ¢915 mil colones que se encuentran en cobro judicial según la consulta pública de la entidad. 

Compra de Bonos con descuento

Según los datos del Tribunal Supremo de Elecciones, Federico Cruz adquirió bonos de la deuda política del partido que llevó a Chaves al poder. Cruz invirtió un total de 19 millones de colones (unos US$35.000 al cambio de 26 de julio pasado) en la compra de esos bonos partidarios que, además, obtuvieron un “descuento”, es decir un acuerdo especial que le proporcionaba un mayor rendimiento a esa inversión a la hora de ser pagada. También firmó contratos de préstamo de dinero.

En Costa Rica los partidos políticos financian las campañas electorales mediante su propio dinero (producto de ingresos obtenidos campañas anteriores), donaciones oficialmente registradas ante el TSE, préstamos bancarios o préstamos de personas.

Bajo esta figura del préstamo, según las liquidaciones de Progreso Social ante el TSE, Cruz prestó ¢5 millones de colones para cubrir gastos de la campaña y pactó con el partido que posteriormente recibiría certificados de cesión de deuda con un 15% de “descuento”, es decir con un  interés muy alto para el mercado costarricense.

También se reporta la adquisición de al menos 4 bonos de un millón de colones con un “descuento” del 40% y 10 bonos con un 35% de “descuento”.

Visitas en Casa Presidencial y Asamblea

En enero pasado, el Presidente calificó a Choreco como su amigo, una persona a quien invitaba al comité de comunicación que lo asesora sin tener que pagarle.

“Lo invito cuando necesito invitarlo”, dijo el mandatario ante cuestionamientos de la prensa durante una conferencia de prensa en donde justificó los presuntos pagos de la exministra Joselyne Chacón a Alberto Jesús Vargas, quién operó con un perfil falso en redes conocido como Piero Calandrelli,  para atacar al periodista Jason Ureña.

Esa conferencia de prensa fue uno de los puntos culminantes del escándalo político  que se desató tras la denuncia pública del propio Vargas Zúñiga de que desde ese perfil y a pedido de la entonces Ministra de Salud, Joselyn Chacon,  él atacaba a periodistas y políticos opositores al gobierno.

El comité de comunicación al que aludieron tanto el presidente como Vargas, está conformado por Rodrigo Chaves, la diputada Pilar Cisneros y la ministra Natalia Díaz.

En las bitácoras de ingreso a la Casa Presidencial desde  mayo, cuando se posesionó el presidente Chaves hasta diciembre de 2022,  se reportan al menos seis visitas que le hizo ‘Choreco’ en la Presidencia:

  • 9 de agosto a las 4:05 p.m. sin reportar hora de salida.
  • 15 de setiembre a las 4:44 p.m. Ingresa a reunirse con Rodrigo Chaves, sin reportar hora de salida.  Menos de una hora después, se registra la entrada  del presidente ejecutivo de la televisión pública de Costa Rica (SINART), Fernando Sandí también para reunión con el Presidente.
  • 26 de setiembre ingresa a las 3:50 p.m. a reunión con Chaves.
  • 4 de octubre se reúne con Chaves a las 11:11 a.m. No indica hora de salida.
  • 6 de octubre ingresa a reunión con Chaves a las 8:49. No indica hora de salida.
  • 25 de octubre a las 2:56 p.m. sin reportar hora de salida. Un minuto antes había ingresado el empresario y publicista Christian Bulgarelli.
  • 20 de octubre a las 5:54 p.m. sin reportar hora de salida. Ingresa a reunión Chaves 24 minutos después de que estuviera reunido el mandatario con Christian Bulgarelli.

La coincidencia de las visitas a Casa Presidencial con Bulgarelli y Sandí llaman la atención, pues Bulgarelli, quién ha ganado varias licitaciones con el Gobierno, declaró ser amigo y proveedor de Cruz (‘Choreco’) por más de 20 años.

Esta amistad fue cuestionada por el diputado de oposición Ariel Robles, quien en un tuit también posteó una foto de Cruz con Sandí del Sinart. Cabe señalar que el Sinart pagó por la pauta estatal a un medio fundado por Cruz (Choreco) a pesar de que este medio se encontraba moroso con la seguridad social costarricense, lo cual está prohibido por la ley.

Por esta razón en Sinart tuvieron que abrir una investigación interna para determinar quien autorizó ese pago a un medio moroso con la seguridad social.

En la Asamblea Legislativa, Federico Cruz durante el último periodo reporta 3 visitas: 2 con la diputada Pilar Cisneros y otra documentada con la jefatura de fracción de Progreso Social Democrático.

Las visitas de ciudadanos al Congreso son usuales, pero algunos encuentros que la diputada Cisneros sostuvo en su despacho con empresarios luego desataron polémicas públicas ya que los participantes a esas citas discreparon sobre el contenido de lo tratado allí con la jefa de la fracción oficialista.

Una de esas reuniones en el Congreso que produjo controversia fue la que la diputada Cisneros sostuvo con el banquero y accionista del medio CRHoy, Leonel Baruch Golberg, durante la cual –según Baruch- la diputada le pidió “apoyar los intereses del gobierno” para desaparecer al periodico La Nación.

Por su parte Cisneros negó esa versión y aseguró que solo se reunió para pedirle al banquero y empresario de medios “apoyar al país”.

A Cisneros Gallo también la visitó el publicista Bulgarelli en un total de tres ocasiones durante el último año.

A finales de mayo, Cruz (Choreco) fue electo como presidente del partido Aquí Manda Costa Rica que representaría a la tendencia chavista en las próximas elecciones municipales.

A través de la alianza de medios de CLIP se intentó conocer la posición de Cruz y de Norte sobre los aspectos señalados, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Descargue aquí un Glosario que precisa los significados de palabras o frases referentes a los fenómenos digitales usados en esta investigación

Mercenarios Digitales

Mercenarios digitales es una investigación de Chequeado (Argentina), UOL y Agência Pública (Brasil), LaBot (Chile), Colombiacheck y Cuestión Pública (Colombia), CRHoy, Interferencia y Lado B (Costa Rica), GK (Ecuador), Factchequeado (EEUU) Ocote (Guatemala), Contracorriente (Honduras), Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México), Confidencial y República 18 (Nicaragua), Ojo Público (Perú), El Surti (Paraguay), La Diaria (Uruguay) y tres periodistas investigativas (Bolivia y España/Colombia); las organizaciones de investigación digital Cazadores de Fake News (Venezuela), Fundación Karisma (Colombia), Interpreta Lab (Chile), Lab Ciudadano (Honduras) y DRFLab (EEUU); y estudiantes del curso de maestría Using Data to Investigate Across Borders de la profesora Giannina Segnini (Universidad de Columbia EEUU), con la coordinación del Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, CLIP. Revisión y asesoría legal: El Veinte.
Con apoyo financiero de Free Press Unlimited, el programa Redes contra el silencio (ASDI), Seattle International Foundation y Rockefeller Brothers Foundation.


Cazadores de Fake News investiga a detalle cada caso, mediante la búsqueda y el hallazgo de evidencias forenses digitales en fuentes abiertas. En algunos casos, se usan datos no disponibles en fuentes abiertas con el objetivo de reorientar las investigaciones o recolectar más evidencias