Lo que sabemos sobre el secuestro en Chile del exmilitar venezolano Ronald Ojeda

La Fiscalía de Chile maneja el caso como un secuestro de investigación reservada. Mientras tanto, todas las versiones que circulan son rumores

Autoridades chilenas iniciaron una investigación reservada sobre el secuestro del exmilitar venezolano, Ronald Ojeda, luego de que —durante la madrugada del pasado 21 de febrero— cuatro sujetos vestidos con uniformes de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) lo sacaran de su casa en la comuna de Independencia de Santiago de Chile donde residía.

El hecho fue registrado en video por las cámaras de seguridad del edificio y ello ha dado pie a varias versiones —todas especulativas— que relacionan el secuestro a una incursión ilegal de la Dirección General de ContraInteligencia Militar (DGCIM) en Chile o a vínculos del exmilitar con el tráfico de armas.

Ronald Ojeda Moreno es un ex primer teniente del Ejército venezolano que fue degradado y expulsado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por su presunta implicación en actos conspirativos en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Fue detenido en Venezuela y encarcelado en la prisión de Ramo Verde, de donde se fugó en noviembre de 2017 y vivía en Santiago de Chile —el gobierno de ese país no ha confirmado si bajo el estatus de asilo político— hasta la madrugada del miércoles 21 de febrero de 2024 cuando cuatro individuos vestidos con ropas de la PDI ingresaron a su casa, lo maniataron y se lo llevaron. Desde ese momento, las autoridades chilenas han abordado el caso como un secuestro.

Versiones encontradas

Al conocerse la noticia, el excomisario y ex preso político, Iván Simonovis, responsabilizó a funcionarios de la DGCIM —por orden del teniente coronel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Alexander Granko— del secuestro de Ojeda, a través de una publicación en X. A esta acusación se unió una denuncia de la abogada y defensora de Derechos Humanos, Tamara Suju, quien mencionó a Gabriel Boric, presidente de Chile en su publicación.

Desde el oficialismo también se comenzaron a difundir otras hipótesis que profundizaron la distorsión de los hechos. Venezuela News, un conocido portal desinformante cercano al gobierno de Nicolás Maduro, compartió la información sobre el secuestro de Ojeda incluyendo insinuaciones sobre una detención legítima hecha por las autoridades chilenas motivada por cargos relacionados, supuestamente, al tráfico de armas, pero sin presentar evidencias de ninguna índole (ver 1 y 2).

Secuestro con alerta a la Interpol

Durante una rueda de prensa, el subsecretario del Interior chileno, Manuel Monsalve, confirmó que tanto la Fiscalía de ese país como la Brigada de Antisecuestros de la PDI manejan el caso como un secuestro y de carácter reservado, además de que solicitó la alerta internacional a la Interpol. Al ser una investigación reservada, no hay información oficial de acceso público que permita confirmar detalles del hecho.

Sin embargo, Monsalve aclaró que se investigan todas las hipótesis relacionadas al caso, lo que implica que tanto la versión dada por Iván Simonovis como la de los medios oficialistas venezolanos serán investigadas.

Una operación de influencia en curso

El oficialismo promovió desinformación, no soportada con evidencias, asegurando que la detención o secuestro de Roland Ojeda se debía a su supuesto vínculo con el tráfico de armas y que las acusaciones del comisario Simonovis eran totalmente infundadas. Entre quienes difundieron esta versión distorsionada se encuentran conocidos propagandistas, como Pedro Carvajalino, o comunicadores relacionados con la Operación de Influencia a favor de Alex Saab, como Roi López Vivas, o al programa La Hojilla, como Marialex Cerezo.

Lo curioso de esta versión difundida por aliados del gobierno de Nicolás Maduro es que  tiene una única fuente: un hilo en X publicado por Ernesto Meléndez.

Ernesto Meléndez es un ex comunicador CLAP que ahora se presenta como “estratega comunicacional” con un amplio historial de desinformación, conocido por su participación en ataques en redes como la campaña de estigmatización en contra de Rocío San Miguel; y por utilizar una de sus cuentas troll para intentar censurar a Melanio Escobar.

Tomando en cuenta que es una única fuente —que no está relacionada con organismos con autoridad para hablar del tema—, el hecho de que Venezuela News, propagandistas y comunicadores oficialistas se unan en torno a una única versión recuerda la misma estrategia desinformativa que usaron con la supuesta “denuncia anónima” en contra de la líder de Encuentro Ciudadano, Delsa Solórzano, cuando se le acusó falsamente de haber obtenido un financiamiento multimillonario de una ONG alemana con métodos cuestionables.

Hasta la publicación de este artículo, las autoridades chilenas dejaron claro que adelantan una investigación reservada por el secuestro de Ronald Acuña en la que la prioridad es preservar la vida y condición de la víctima y sus familiares, por lo que toda información que se maneje sin confirmación oficial del gobierno chileno puede considerarse un rumor sin fundamento.


Cazadores de Fake News investiga a detalle cada caso, mediante la búsqueda y el hallazgo de evidencias forenses digitales en fuentes abiertas. En algunos casos, se usan datos no disponibles en fuentes abiertas con el objetivo de reorientar las investigaciones o recolectar más evidencias