El arma secreta del chavismo que no pudo salvar a Alex Saab antes de navidad

El Gobierno de Maduro buscó influir en la opinión pública estadounidense para garantizar la liberación de Saab, manipulando tendencias en Twitter con técnicas de guerra informativa. La estrategia no funcionó.

El 23 de diciembre de 2022, el juez federal Robert Scola rechazó el reclamo de “inmunidad diplomática” presentado por la defensa de Alex Saab con el que se pretendía bloquear el juicio de conspiración para cometer lavado de dinero al que se enfrenta en Miami el empresario colombiano, considerado un “enviado especial” por el gobierno de Maduro.

El argumento de la inmunidad diplomática es un recurso usado por la defensa de Saab para buscar su liberación, pero que estuvo cimentado en un conjunto de credenciales cuya autenticidad fue puesta en duda tanto por medios e investigadores como por la parte acusatoria y el juez. Éstas presentan una serie de irregularidades que levantaron sospechas de que se tratara de documentos falsificados, fabricados luego del arresto de Saab en Cabo Verde y presentados en el juicio con el fin de demostrar su supuesta inmunidad diplomática.

La narrativa de la (rechazada) “inmunidad diplomática” estaba siendo impulsada de forma agresiva por la artillería comunicacional del Estado venezolano en forma de una campaña permanente con una componente digital, que inundó la conversación sobre Alex Saab en redes sociales; y con una componente física, que pretendió demostrar apoyo generalizado al empresario colombiano a través de una serie de demostraciones desarrolladas de forma presencial en varias locaciones alrededor del mundo.

En ambos casos, la campaña fue impulsada y amplificada de forma abierta por organismos del Estado venezolano, pero usó tácticas, técnicas y procedimientos de guerra informativa para darle a las narrativas impulsadas más alcance, apariencia de espontaneidad y apoyo popular, que aquel con el que cuentan.

La instrucción del Ministro

El canciller venezolano Carlos Faría, instruyó a través de una circular firmada el 28 de noviembre de 2022 el inicio de la “campaña permanente” con el objetivo de hacer visible en Estados Unidos la narrativa de la “inmunidad diplomática” de Saab y presionar a la opinión pública para favorecer al empresario colombiano en el juicio. La circular fue enviada a los jefes de Misiones Diplomáticas, oficinas consulares y oficinas de representación de Venezuela alrededor del mundo:

Dos páginas del “fax circular” enviado por Carlos Faría, canciller de Venezuela. En amarillo se señalan las etiquetas de Twitter cuyo impulso coordinado fue instruido en la comunicación dirigida a cuerpos diplomáticos venezolanos.

En el documento firmado se indicó a los representantes diplomáticos de Venezuela alrededor del mundo que participaran en el posicionamiento de dos campañas de tendencias en Twitter a favor de Alex Saab: una con el uso de la etiqueta #InmunityForSaab (“Inmunidad para Saab”, con un error ortográfico —la palabra en inglés es “immunity”—) debía ser impulsada el 12 de diciembre de 2022 y la segunda, con la etiqueta #FreeDiplomatSaab (“Liberen al diplomático Saab”) el 18 de diciembre. 

Pocos días después de la firma y envío de la circular, inició la campaña de propaganda a favor de Saab en la que se conjugaron el mundo físico y el digital.

Una serie de fotografías de proyecciones de luz sobre monumentos y edificios en Londres y Nueva York, con frases como “¿Quién es Alex Saab?”, “¿Rehén económico?” o “La diplomacia está en peligro”, comenzaron a ser compartidas en redes sociales. Las primeras cuentas que publicaron las fotos y videos en en Twitter y YouTube, son posibles cuentas falsas; la información pasó a ser amplificada por portales de propaganda vinculados con las campañas defensa de Alex Saab (como Venezuela News y FuserNews) y por equipos de tuiteros asociados a ambos portales que, de forma diaria y sistemática, difunden propaganda a favor de Saab en redes sociales

El 12 de diciembre, tal como se esperaba, comenzó a impulsarse la etiqueta #InmunityForSaab en Twitter. No hubo lugar para dudas de la relación entre el hashtag y la instrucción del Canciller venezolano plasmada en la circular del 28 de noviembre: la etiqueta llevaba el mismo error ortográfico en la palabra “immunity, que fue repetido al menos 284.500 tweets publicados entre el 12 y el 13 de diciembre:

Simultáneamente, cuentas de embajadas y misiones diplomáticas alrededor del mundo se unieron a la campaña, tanto el 12 (con #InmunityForSaab) como el 16 de diciembre (con #FreeDiplomatSaab y #TodosConAlexSaab). La cuenta de Cancillería publicó tweets con contenido propagandístico no relacionado con el caso de Alex Saab, pero que incluían la etiqueta:
Tweets publicados por Cancillería y embajadas, con etiquetas relacionadas con las campañas instruidas por el Canciller venezolano

Pero no fueron los tweets publicados por Cancillería, las embajadas, misiones diplomáticas u otros organismos adscritos al Ministerio de Relaciones Exteriores en Venezuela los responsables de la inmensa cantidad de tweets con tendencias a favor de Alex Saab, publicados en Twitter entre el 12 y el 17 de diciembre que, en sumatoria, superaron 1.155.000 tweets.

¿De qué forma se alinearon todos los recursos del gobierno bolivariano para impulsar una campaña organizada en redes sociales que lograra imponer la narrativa del oficialismo venezolano sobre el caso de Saab?

Deconstruyendo tendencias manipuladas sobre Alex Saab

Para analizar las características de la campaña en redes a favor de Alex Saab desplegada en Twitter en diciembre de 2022, se descargaron 1.155.650 tweets con al menos una de las tres etiquetas: #InmunityForSaab (486.741 tweets), #FreeDiplomatSaab (370.660 tweets) y #TodosConAlexSaab (298.249 tweets) publicados entre el 12 y el 17 de diciembre de 2022.

Las dos primeras etiquetas surgen como respuesta a la instrucción plasmada en la circular de Cancillería firmada el 28 de noviembre; la última fue impulsada durante el 16 de noviembre por iniciativa de la Asamblea Nacional de mayoría oficialista y del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información (MIPPCI).

Usando la metodología t-hoarder_kit y el software Gephi, se generó un grafo de retweets en el que se representan las interacciones entre los distintos grupos que impulsaron las tres tendencias. Los distintos colores demarcan a cibercomunidades de cuentas de Twitter con distintas características, agrupadas de acuerdo a su afinidad. Cada línea une dos puntos y representa a un retweet, un tipo de interacción entre cuentas:

La primera anomalía observada en el conjunto de datos descargados es la gran cantidad de retweets: 1.140.767 retweets, es decir, 98,71% de la base de datos descargada.

La alta cantidad de retweets presente en las tendencias, está asociada a la alta proporción de contenido de baja calidad (spam), generado con el fin de “inflar” rápidamente la cantidad de tweets que tienen las tendencias y posicionarlas en el tope de los trending topics de Twitter para Venezuela, aunque la conversación carezca de calidad o valor real. Así, las narrativas sobre la “inmunidad diplomática” defendidas por el gobierno de Maduro sobre Alex Saab lograron eclipsar y diluir el contenido noticioso o crítico a Saab generado por otros tuiteros, medios o periodista, al menos considerando la desproporción de tweets generados.

Las cibercomunidades presentes en el grafo se agruparon de forma muy densa porque generaron contenido en modo “campaña”, es decir, retuiteando tweets de cuentas de cualquier otro grupo, sin discriminación de su contenido, ni divergencia de opiniones. Simplemente, retuitearon cualquier tweet con alguna de las etiquetas emulando a una cámara de eco, aunque demostrando una ligera afinidad por cuentas más cercanas o conocidas.

El grafo está compuesto por principalmente 4 grupos o cibercomunidades más o menos definidas:

  • Grupo Amarillo: compuesto por 4.039 de las cuentas participantes (20,57%) pero responsable de 176.921 retweets (45,62%). Está conformado principalmente por Tuiteros de La Patria y otras cuentas que generan gran cantidad de spam.
  • Grupo Rojo: compuesto por 5.442 cuentas (27,71%), generó 117.397 retweets (30,27%). Incluye a la cuentas del canal Venezolana de Televisión, del MIPPCI, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y otras entidades y organismos cercanos al Estado. En el grupo también se incluyen cuentas que pueden ser consideradas pertenecientes a la red Tuiteros de La Patria.
  • Grupo Verde: compuesto por 5.416 cuentas (27,58%), generó 55.505 retweets (14,31%). Está conformado por cuentas relacionadas con la Guardia Nacional, o que forman parte de la “ciberbrigada” de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que difunden propaganda militar de forma abierta. Este grupo a su vez representa otra operación de información distinta: busca defender la posición informativa de las FANB y apoyar al Ejecutivo Nacional.
  • Grupo Magenta: compuesto por 3.579 cuentas (18,23%), generando apenas 18.327 retweets (4,73%). Incluye cuentas relacionadas con el Movimiento Somos Venezuela y otras estructuras comunicacionales usadas en la operación de influencia a favor de Alex Saab, como el Movimiento #FreeAlexSaab, cuentas generadoras de spam y comunidades de astroturfing pro-Alex Saab.

El Grupo Amarillo está compuesto principalmente por cuentas relacionadas con los Tuiteros de La Patria, una red de amplificación de propaganda oficial venezolana asociada al MIPPCI. La red opera como un altavoz de las etiquetas presentadas a diario por el MIPPCI; los operadores de las cuentas reciben pagos digitales a través del Sistema Patria por tuitear todo lo del gobierno” y publicar contenido con dichas etiquetas. Las tres etiquetas fueron presentadas como “etiquetas del día” por la cuenta oficial del MIPPCI, el 12 y 16 de octubre de 2022.

Las reglas de Twitter prohíben la compra de amplificación de retweets, menciones o interacciones en Twitter, porque las considera una forma de manipulación de la plataforma.

Esta es otra prueba de que no solamente el Ministerio de Relaciones Exteriores estuvo detrás del impulso de las tendencias, sino que el Ministerio de Comunicación e Información incentiva al impulso coordinado de etiquetas propagandísticas en Twitter, incluyendo las relacionadas con el caso de Alex Saab, ofreciendo dinero para participar en estas dinámicas de manipulación de plataforma.

Tweets publicados por la cuenta del MIPPCI presentando a #InmunityForSaab, #FreeDiplomatSaab y #TodosConAlexSaab como etiquetas del día.

Sin embargo, la cuenta que recibió más retweets con las etiquetas promocionadas sobre Alex Saab no fue ni la cuenta oficial del MIPPCI, ni la de Cancillería, sino otra de las cuentas que forman parte del Grupo Rojo en el grafo: la cuenta oficial del canal Venezolana de Televisión (VTV).

La mayoría de los tweets con las etiquetas de la campaña coordinada publicadas por VTV ni siquiera contenían información sobre Saab, sino enlaces a noticias no relacionadas, publicadas por el medio de propaganda, que sirvieron para generar un torrente continuo de contenido que sería retuiteado por redes de spam como los Tuiteros de La Patria, cuyos operadores reciben pagos a través del Sistema Patria:

Adicionalmente, entre el MIPPCI y Venezolana de Televisión hay un estrecho vínculo: el ministro de Comunicación Freddy Ñáñez (cabeza del MIPPCI), es el mismo director del canal de televisión pública.

El Grupo Amarillo incluye a la mayor cantidad de cuentas de Tuiteros de La Patria. Una de las cuentas de este grupo fue la segunda cuenta más retuiteada en el análisis a las tres tendencias estudiadas, solamente superada por la cuenta de VTV. El contenido que generó, sin embargo, estuvo compuesto por tweets repetitivos de “spam”, compuestos generalmente por las etiquetas promocionadas sobre Alex Saab y un número consecutivo.

Cuando alguna cuenta de Twitter publica tweets con etiquetas promovidas por el MIPPCI y les asigna una numeración consecutiva, se infiere que su operador se encuentra contando los tweets publicados para cumplir con una meta mínima que le garantice el pago del máximo “premio” (pago digital) entregado a través del Sistema Patria. Adicionalmente, la cuenta publicó un código alfanumérico entregado por el Sistema Patria, paso inicial para realizar la sincronización entre el sistema y Twitter. Es un Tuitero de La Patria “autodeclarado”.

La generación de spam para posicionar de forma artificial tendencias en Twitter, viola claramente al menos dos de sus políticas relativas al spam y la manipulación de plataforma.

En primer lugar, las cuentas generadoras de spam producen interacciones falsas que apuntan a hacer que contenido (en este caso, narrativas a favor de Alex Saab) parezcan más populares o activos de lo que realmente son, actividad prohibida en la red social.

Además, el impulso de etiquetas de propaganda a través del MIPPCI, es una actividad coordinada que apunta a “influir de forma artificial las conversaciones” mediante el uso de cuentas falsas o que demuestran comportamiento no auténtico. Esta es otra norma violada por la operación de información.

La cuenta oficial del Movimiento Somos Venezuela, partido del Gran Polo Patriótico liderado por Delcy Rodríguez y una de las principales cuentas del Grupo Magenta, anunció de forma abierta mediante dos tweets la “entrega de Mención Premio a las personas que se destacaron en Redes Sociales (Twitter)”. Otra cuenta operada por un Tuitero de la Patria publicó la ficha del pago digital obtenido por tuitear tendencias del MIPPCI entre el 12 y el 18 de diciembre de 2022, rango de fechas en el que se impulsaron las etiquetas sobre Alex Saab estudiadas.

La operación es totalmente abierta y Twitter hace muy poco por detenerla:

Izquierda y centro: tweets publicados por la cuenta oficial del Movimiento Somos Venezuela, anunciando el pago de dinero digital a través del Sistema Patria por tuitear. Derecha: un Tuitero de la Patria publica ficha con el premio “mención en redes sociales” obtenido durante la semana del 12 al 18 de diciembre de 2022.

El análisis de las etiquetas #InmunityForSaab, #FreeDiplomatSaab y #TodosConAlexSaab permitió obtener otras estadísticas sobre esta operación de información:

  • Al 23 de diciembre de 2022, Twitter suspendió al menos 159 cuentas participantes en la promoción de las tres etiquetas y que publicaron, en conjunto, 57.340 tweets, principalmente tweets con spam. De forma referencial se puede indicar que, en Venezuela, la mayoría de las etiquetas de protesta impulsadas de forma espontánea no superan los 10.000 tweets.
  • 425 cuentas que publicaron 274.731 tweets (23,77% de la base de datos completa), son Tuiteros de La Patria autodeclarados, es decir, publicaron el código de sincronización entregado por el Sistema Patria, indispensable para que sus operadores reciban pagos. Esta es una aproximación conservadora de la cantidad de tweets generada de forma financiada a través del Sistema Patria, aunque el aporte real podría ser mucho mayor.
  • 4.569 cuentas que publicaron 975.712 tweets (84,43% de la base de datos completa) son cuentas altamente activas en Twitter y pueden ser consideradas generadoras de spam o “spammers. Cada una ha publicado, en promedio, más de 50 tweets diarios desde su día de creación. No se pudo demostrar, sin embargo, que todas las cuentas spammers sean Tuiteros de la Patria; puede tratarse de cuentas vinculadas con otros grupos de spam como la red de defensa de Alex Saab, la “ciberbrigada” de la FANB u otras redes de cuentas no identificadas, que pueden estar automatizadas (ser redes de bots, —botnets—) o no.

Cuando la propaganda falla

A pesar de todo el esfuerzo desplegado por la maquinaria propagandística del chavismo venezolano, tanto en Twitter como en el mundo físico, la operación de información no cumplió el objetivo de generar suficiente presión en la opinión pública norteamericana para generar un cambio favorable a Alex Saab en la decisión del juez Scola sobre su (rechazada) condición diplomática.

Mientras tanto, la mayoría de los usuarios de Twitter, dentro y fuera de Venezuela, no comprenden el funcionamiento del arma secreta del chavismo: su aparato de propaganda en redes sociales, alimentado con el pago de incentivos a personas para que usen sus cuentas como si fueran bots y hacer que las narrativas impulsadas por el oficialismo parezcan más populares de lo que realmente son, incluyendo las relacionadas con el caso de Alex Saab.

Una intrincada estrategia de manipulación con la que el gobierno de Nicolás Maduro explota el algoritmo de Twitter y que aún no ha podido ser controlada por la red social.