¿Por qué se volvió popular el rumor sobre el falso Paro Nacional del 15D?

Los rastros digitales del rumor anónimo que se hizo viral en redes sociales, permitieron evaluar su origen y dejaron lecciones que todos debemos conocer

Desde el 9 de diciembre de 2022 ha circulado en Facebook, Twitter, TikTok y mensajería instantánea (WhatsApp) la convocatoria a un falso Paro Nacional en Venezuela, que habría sido pautado para el 15 de diciembre del 2022.

El rumor sobre la convocatoria generó incertidumbre en internautas venezolanos, algunos de los cuales consultaron a Cazadores de Fake News sobre su origen, características de difusión y el posible objetivo de difundir este tipo de información en redes sociales.

La investigación determinó que la información errónea circuló de forma principalmente espontánea en el espacio digital, teniendo el servicio WhatsApp de mensajería instantánea como posible origen. Su llegada a las tendencias nacionales en Twitter fue producto de una conversación con participación de una minoría de cuentas generadoras de contenido repetitivo de baja calidad (spam) y con influencia de la conversación en línea sobre el “Paro Nacional” de otros países como Colombia y Perú.

¿Alguien convocó al Paro Nacional?

Ninguna figura pública, partido político, agrupación sindical u organización se atribuyó la convocatoria.

Sin embargo, algunas versiones del bulo difundidas en TikTok, mostraban a la organización Médicos Unidos de Venezuela como ente convocante. Días después, integrantes de la organización aclararon que ni Médicos Unidos, ni ninguno de sus capítulos estaban detrás de la convocatoria:

De acuerdo con la revisión, el bulo circuló espontáneamente y de forma anónima en redes sociales.

En Twitter, la conversación sobre el tema fue impulsada de manera mayormente orgánica por los mismos usuarios de la red social.

Una minoría de cuentas de Twitter generó spam, con el fin de amplificar la cantidad de contenido sobre la falsa convocatoria. Entre los casos detectados, se observó a una cuenta anónima que entre el 10 y el 14 de diciembre publicó 238 tweets, justificando la convocatoria de Paro Nacional.

La cuenta ha hecho llamados similares desde septiembre de 2018, generalmente haciendo menciones a otros tweets de convocatorias a manifestaciones o a protestas legítimas. No muestra señales de ser una cuenta automatizada, ni formar parte de una red; parece estar bajo control de un operador humano, un caso aparentemente aislado de spammer.

Tweets publicados por una cuenta que generó spam con la frase “Paro Nacional”. A la derecha, se indica la cantidad de tweets publicados con el mismo texto.

¿Cómo comenzó el rumor?

El rumor comenzó a circular en WhatsApp alrededor poco antes del 9 de diciembre de 2022.

Las primeras publicaciones en redes sociales aparecieron en Facebook ese día de las 7 de la noche y mostraban evidencias de haber sido copias del mensaje circulaba en WhatsApp (la mayoría conservaba el uso de asteriscos típico del formato del servicio de mensajería, cuando las palabras son resaltadas con negritas).

En pocas horas, a la cadena que circulaba en WhatsApp en formato solo texto, se le agregó una imagen con la frase “última hora”, que se convirtió en la versión más difundida en grupos de Facebook de tipo laboral o de jubilados y pensionados:

Izquierda: captura de la cadena de WhatsApp original, publicada el 9 de diciembre en Facebook. Centro: publicación de la segunda versión en un grupo de Facebook. Derecha: captura de una publicación de Facebook con la imagen de “última hora”, compartida en la misma red social.

El 10 de enero a las 10 A. M. (VEN), el bulo compartido en Facebook llegó a Twitter y comenzó a posicionarse en los trending topics nacionales de Venezuela. Con el paso del tiempo se hizo viral, escalando hasta el puesto N° 8 de las tendencias nacionales y siendo reseñado por cuentas influyentes en la red, algunas de las cuales eliminaron la información errónea al notar que se trataba de una convocatoria anónima.

Se descargaron 82.387 tweets publicados entre el 3 y el 12 de diciembre de 2022 y se observó que, adicionalmente a la gran cantidad de menciones a la frase “Paro Nacional” y a la etiqueta #ParoNacional observada en Venezuela a partir del 10 de diciembre, ambos términos ya habían venido siendo impulsados en Colombia y Perú. En el primer caso con motivo de la cercanía al aniversario del Paro Nacional de 2019 en Colombia y en el caso del Perú, debido al Paro Nacional convocado en el contexto de la inestabilidad política generada tras la reciente destitución del expresidente Pedro Castillo.

Es probable que la existencia de una conversación previa sobre paros nacionales en Colombia y Argentina haya influido en el rumor venezolano, tal como indica el texto difundido en WhatsApp: “sigamos el ejemplo del Salvador (sic.) y de Perú, ya basta de corruptos, es ahora o nunca“.

Grafo de menciones de los términos “Paro Nacional” y #ParoNacional. 82.387 tweets publicados entre el 3 y el 13 de diciembre de 2022. Colores indican conversaciones según país

¿Qué lecciones nos deja este caso?

Antes de compartir o retuitear una convocatoria de este tipo, asegúrate de que existan voceros reales, de carne y hueso, que la hayan convocado.

Los mensajes anónimos difundidos a través de aplicaciones de mensajería instantánea cerradas como WhatsApp, no son confiables si no pueden ser atribuidos a convocantes concretos. Este tipo de convocatorias, si son reales, se realizan a través de redes sociales como Twitter, Instagram y Facebook y son publicadas en cuentas oficiales de organizaciones, sindicatos o partidos políticos específicos. 

Es importante comprender que no todas las veces que observamos rumores similares al estudiado hay una estrategia malintencionada encubierta, ni dobles intenciones. La mayoría de las veces son eso, simples rumores que se transmiten como ecos entre redes sociales, cuyo alcance se potencia precisamente por la la falta de información y la ambigüedad del mensaje

No obstante, si bien pueden no formar de una operación de influencia específica, la difusión de rumores sí puede generar daño a la sociedad civil.

Verifica antes de compartir rumores y, si tienes duda de su veracidad, no lo compartas.


Cazadores de Fake News investiga a detalle cada caso, mediante la búsqueda y el hallazgo de evidencias forenses digitales en fuentes abiertas. En algunos casos, se usan datos no disponibles en fuentes abiertas con el objetivo de reorientar las investigaciones o recolectar más evidencias.