¿Casualidades? Las cartas del Monopolio de propaganda: Sarcasmo

El aparato de propaganda se nutre de recursos de argumentación en un esquema PENSADO para reforzar sus narrativas y minar los principios democráticos. En tiempos de storytelling, conviene conocer esas fórmulas

Las comunicaciones oficiales del Estado venezolano para el año 2007 implicaban un cambio de paradigma que definió el entonces ministro de Comunicaciones, Andrés Izarra: “…para el nuevo panorama estratégico que se plantea, la lucha que cae en el campo ideológico tiene que ver con una batalla de ideas por el corazón y la mente de la gente. Hay que elaborar un plan y el que nosotros proponemos es que sea hacia la hegemonía comunicacional e informacional del Estado”, resume Andrea Garrido en su artículo Monopolización de los medios de comunicación en Venezuela.

Partiendo de ese principio, el Monopolio de propaganda chavista ideó un esquema PENSADO en contaminar el debate público con el predominio de sus historias en los medios de comunicación, ahora controlados por el Estado, y en las redes sociales a través de la guerrilla comunicacional que funciona, al menos, desde el año 2010.

“La característica común de todos estos trucos es que excluyen cualquier posibilidad de diálogo. La disidencia es el núcleo de la democracia; una sociedad democrática avanza a través del debate, la discusión, el compromiso y los intentos de encontrar puntos en común y acordar una solución aceptable”. EU vs Disinfo

En esta serie describiremos algunas de las cartas de ¿Casualidades? Que forman parte del Monopolio de propaganda oficialista, en un esquema PENSADO y organizado para posicionar su narrativa por encima de los hechos.

Carta 1: PROVOCACIÓN

Carta 2: ESPANTAPÁJAROS

Carta 3: NEGACIÓN

Carta 4: SARCASMO

Carta 5: ATAQUE

Carta 6: DEFLEXIÓN

Carta 7: OFUSCACIÓN

¿Casualidades? Esta es la carta SARCASMO

Un poco de ironía o de sarcasmo, muestras de inteligencia; Demasiado de ellas, señal de soberbia o de impotencia.

Carlos F. Ayala

Según la Real Academia Española, la palabra sarcasmo significa “burla sangrienta, ironía mordaz y cruel con que se ofende o maltrata a alguien o algo”. Como recurso de argumentación, el blog Concepto De explica que su resultado “tiende a ser humorístico, burlesco, o bien como una forma de crítica o censura respecto de algo”.

Tres desmentidos por Cazadores de Fake News que impulsan narrativas por-Rusia desde portales desinformativos aliados al Régimen de Nicolás Maduro

Uno de los portales desinformativos que amplifican narrativas afines al régimen venezolano publicó en octubre de 2022 una caricatura que engloba varios casos de desinformación impulsados por Rusia y que fueron desmontados por Cazadores de Fake News en tres ocasiones distintas: un video del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, donde se ven unas (falsas) líneas de cocaína en el escritorio, un video manipulado usado para afirmar que consume cocaína en el despacho presidencial y su falso llamado a la OTAN a realizar un ataque nuclear preventivo contra Rusia. La caricatura es, a su vez, otro intento solapado —en clave de comedia— de reforzar las narrativas favorables al Kremlin, importante aliado del régimen.

“Es irónico, entonces, que los medios de desinformación rusos y pro-Kremlin a menudo busquen disfrazar sus mentiras y engaños antioccidentales detrás de un velo de sátira, alegando que está dentro de sus derechos de libertad de expresión. Sin embargo, al mismo tiempo, se niegan agresivamente a tolerar cualquier sátira que critique al Kremlin o socave su agenda política”, documenta EU Vs. Disinfo, fórmula que han copiado sus aliados venezolanos.

Esta muestra de doble moral no es reciente ni exclusiva del entorno digital.

Pedro León Zapata fue un reconocido caricaturista y artista plástico, ícono de la opinión pública en Venezuela

“Aclárame esto, Zapata: tú piensas así o te pagan para que opines así”.

Hugo Chávez

Existen antecedentes (años 2000), cuando el para entonces presidente, Hugo Chávez, demostró su descontento ante esta práctica retando, en cadena nacional, al caricaturista más importante del país Pedro León Zapata, por una caricatura que —aunque no se refería directamente al presidente— criticaba el rol de la sociedad civil y de cómo participar en el proceso de selección del Poder Ciudadano.

JAJAganda: los memes de propaganda

El sarcasmo, la ironía y la burla están presentes en memes en lo que se conoce como JAJAganda —Hahaganda, en inglés— en muchas narrativas del Monopolio de Propaganda, demostrando la hegemonía comunicacional que se ha construido a través de los años. “Usar el sarcasmo es una muestra de poder, es como decir: soy tan fuerte, que me puedo dar el lujo de hacerte una crítica, y no me da miedo de las consecuencias”, explica El Espectador.

La ironía y el sarcasmo se hacen presentes en imágenes, videos o textos, por lo general, distorsionados con fines caricaturescos, que se difunden a través de internet y se conocen como “memes”.

En Venezuela, los memes son utilizados en campañas de desinformación o propaganda —abiertas o encubiertas— del régimen venezolano, “para enviar mensajes que quieren masificar, pero también para desprestigiar a algún sector, generar polémica sobre una acción, e incluso para escapar del debate político”.

Algunos de los memes de desprestigio asociados a la tendencia “AllupAlacrán” en enero del 2020

Esta táctica se repite en varias narrativas del Régimen de Nicolas Maduro a través de la operación coordinada de grupos que impulsan mensajes desfavorables de manera inorgánica en las redes sociales, utilizando memes producidos en masa para abultar tendencias o palabras claves relacionadas con narrativas que les beneficien, como fueron las campañas contra Henry Ramos Allup, secretario general de Acción Democrática, o contra el periodista Roberto Deniz, en la que no se usaron memes humorísticos sino difamatorios.

Campaña “Deniz extorsionador”, noviembre del 2021

Según explica Pedro Cordero, analista político y colaborador de Log Consultancy, “si bien el meme es un mecanismo para el humor, no siempre su objetivo final es la burla o sátira, pues puede ser usado para posicionar mensajes o matrices de opinión en sociedades hiperconectadas como sucede en las campañas de marketing”.

Es así como políticos, personajes de los medios y propagandistas del Régimen de Nicolás Maduro utilizan esta herramienta para ridiculizar a opositores reales y percibidos, distraer a la audiencia reforzando mensajes presentes en sus narrativas habituales y amplificar sus narrativas propagandísticas.

Con operaciones coordinadas para abultar tendencias, el Monopolio de Propaganda crea una falsa sensación de apoyo popular a sus narrativas

Al igual que en el caso de la caricatura anti-Ucrania, el Monopolio de Propaganda del Régimen venezolano impulsa otro tipo de campañas internas a favor de sus aliados, como el envío de buques de Gasolina de Irán a Venezuela en mayo del 2020, en una intensa operación de influencia en la que participaron los mismos grupos de cuentas alineadas con el gobierno de Nicolás Maduro que intentaron dar la impresión de un irreal apoyo mayoritario del país a la recepción de los buques.

En Venezuela, los memes son parte permanente de campañas de influencia que impulsan propaganda y desinformación de forma encubierta en redes sociales. Este tipo de campañas hacen uso de spam (contenido basura) y astroturfing (falsas comunidades espontáneas) para posicionar etiquetas en el tope de las tendencias de Twitter y, en ocasiones, han tenido como objetivos estigmatizar adversarios políticos, así como distraer o desarticular llamados a protesta civil.

Usando memes e información “de relleno” posicionaron esta tendencia 13 días antes de la confirmación del primer caso de Covid-19 en el país

Por ejemplo, Cazadores de Fake News documentó que la etiqueta #CoronavirusEnVzla fue impulsada en Twitter de forma no auténtica el 29 de febrero de 2020 (13 días antes de la llegada oficial del virus al país) y justo el mismo día de un atentado del que fue víctima Juan Guaidó, líder opositor venezolano, en la ciudad de Barquisimeto. También existen vínculos entre el equipo de cuentas que impulsaron la etiqueta y otra campaña de desinformación cuyo fin era desincentivar una marcha convocada por Juan Guaidó para el 10 de marzo de 2022.

De la comedia al absurdo

“Reducción al absurdo: razonamiento que se basa en demostrar que un conjunto de afirmaciones formado por las premisas y la negación de su conclusión lleva a una contradicción”.

Encyclopaedia Herder

Este tipo de contenido es transmitido semanalmente en Venezolana de Televisión durante el programa Con el Mazo Dando, conducido por Diosdado Cabello. En él se combinan música, videos e imágenes virales y graciosas con fragmentos de entrevistas y transmisiones de medios privados o voceros de la oposición con el fin de caricaturizar sus acciones y argumentos, además de promover odio en contra de opositores reales o percibidos.

En Venezuela, el Monopolio de Propaganda trabaja en favor de ridiculizar a la oposición y sus argumentos a través de estos recursos humorísticos, de manera tal que, una vez que un vocero del gobierno hace un señalamiento, la crítica se difunde en todos los niveles del ecosistema hasta hacerse viral y conseguir su objetivo: disminuir la reputación y credibilidad del objetivo, pero —sobre todo— plantar la semilla de que “ninguno es respetable” en la audiencia.

De esta manera, el Régimen aplica el humor, la burla y el sarcasmo como un recurso retórico para contaminar el debate público y censurar la libertad de expresión en Venezuela.

El Monopolio de Propaganda oficialista utiliza todas las cartas de este esquema PENSADO con el fin de contaminar el debate público, uno de los principios fundamentales de la democracia como sistema. En su intento de romper el monopolio comunicacional que, según ellos, ha ejercido la derecha, están estableciendo un nuevo monopolio acorde a sus historias, independientemente de los hechos.

¿Casualidades? La próxima carta: ATAQUE