Falso: ¿El caso penal contra Alex Saab fue un montaje de agentes corruptos de la DEA, según Associated Press?

Citando un artículo de AP, portales y tuiteros coordinados afirmaron que el caso contra Saab fue un montaje de la DEA. En la nota original ni aparece ni se sugiere esa información.

Circulan en varias redes sociales, así como a través de páginas web y portales de noticias, contenidos que aseguran que el caso penal en contra de Alex Saab es un montaje de agentes corruptos de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, citando como fuente un artículo publicado el pasado 1° de noviembre por la agencia de noticias Associated Press (AP), firmado por Jim Mustian y Joshua Goodman.

La investigación de Cazadores de Fake News determinó que la información es falsa, ya que distorsiona el contenido real del artículo de AP, que trata sobre un caso criminal en contra de John Costanzo Jr. y Manuel (“Manny”) Recio, dos ex agentes de la DEA acusados de participar en un esquema de filtración de información confidencial a un grupo de abogados defensores para, presuntamente, atraer clientes involucrados en casos criminales.

El principal punto destacado en el artículo es una llamada telefónica interceptada, que no había sido divulgada anteriormente, en la que Costanzo reveló la fecha exacta en 2019 en la que los fiscales en Miami planeaban presentar cargos contra Alex Saab, acusándolo de malversar 350 millones de dólares de contratos estatales. información distorsionada radica en afirmar que el artículo de AP confirma que el caso contra Saab “fue un montaje de agentes corruptos de la DEA”, una declaración que no se menciona, ni se sugiere, en ninguna parte de la nota periodística.

Varias notas con la misma narrativa desinformante han sido amplificadas por cuentas en redes sociales que forman parte de una operación de influencia a favor de Alex Saab, una campaña sostenida que busca beneficiar a Saab en el juicio y simular que tiene más apoyo popular del que realmente cuenta. Dicha campaña ha sido investigada por Cazadores de Fake News y otros investigadores digitales desde el año 2020.

¿Qué dice realmente el artículo de AP?

El artículo de AP no afirma que el caso penal contra Alex Saab fue un “montaje” de agentes corruptos de la DEA. En su lugar, proporciona detalles recientes sobre un juicio en curso en un tribunal de Nueva York en contra de John Costanzo Jr. y Manuel “Manny” Recio, dos ex agentes de la DEA acusados de formar parte de un esquema de tráfico de información confidencial. Se alega que Costanzo recibió 73.000 dólares en sobornos a cambio de filtrar información policial confidencial sobre casos criminales –incluyendo el de Alex Saab– a Manny Recio, su ex jefe de la DEA.

Según los fiscales del caso, Costanzo entregó información confidencial a Recio, quien poco después de retirarse de la DEA comenzó a trabajar como investigador privado para abogados defensores en Miami señalados por los fiscales como corruptos. Recio también mantuvo comunicaciones con Jorge Hernández (alias “Boliche”), un confidente de Saab, quien había sido reclutado para ayudar a dichos abogados para atraer a clientes involucrados en narcotráfico, negociar acuerdos de rendición y convertirlos en informantes de la DEA. Sin embargo, Hernández se convirtió eventualmente en testigo estrella en contra de Costanzo y Recio.

En el juicio en curso, tanto Costanzo como Recio han negado enérgicamente cualquier conducta incorrecta y afirman que las acusaciones se basan en suposiciones y especulaciones infundadas, también cuestionando la credibilidad como testigo de Hernández.

De acuerdo al artículo de AP, en una conversación telefónica intervenida recientemente revelada en el juicio, Costanzo reveló la fecha exacta en 2019 en la que los fiscales de Miami planeaban presentar cargos contra Alex Saab por supuestamente desviar 350 millones de dólares provenientes de contratos estatales en Venezuela. 

A pesar de que el proceso judicial contra Costanzo y Recio ha suscitado preocupaciones sobre la conducta de algunos ex agentes de la DEA, aún no se ha esclarecido la naturaleza ni el destinatario de la información supuestamente filtrada o vendida, ni cómo estas acciones podrían repercutir en el caso de Alex Saab en Florida.

Al respecto, Rick Díaz, abogado penalista y ex agente antinarcóticos de la policía de Miami Dade, explicó en una entrevista en EVTV Miami realizada el pasado 1° de noviembre:

“Supongamos que lo que hizo Costanzo con Recio fue ilegal, sabemos que fue inapropiado y hay una ley federal que prohíbe la diseminación de información.

Saab tendría que comprobar cómo esa información lo perjudicó a él y si vamos con la teoría de la fiscalía, era para ayudarlo (…) el argumento que va a hacer la fiscalía es que lo benefició a él, no que lo perjudicó (…) si lo miras desde la óptica de la fiscalía lo ayudó (a Saab) a esconderse, a cobijarse en Venezuela para no ser capturado, independientemente del “error” que, dependiendo de cómo uno lo mire, Saab cometió en viajar fuera del país donde ya no estaba blindado por la falta de extradición entre la colaboración del gobierno venezolano con el americano.

Yo no veo la verdad (…) cómo esta acusación en New York va a ayudar o perjudicar a Saab

Rick Díaz, abogado penalista

¿Quién difundió la desinformación?

La desinformación tiene como antecedente un artículo en el que se sugiere la misma narrativa, publicado el pasado 11 de octubre por el portal Fuser News. Su texto se basa en otro artículo de AP sobre el caso de Costanzo y Recio, en el cual tampoco se mencionó ni se insinuó que el caso contra Saab sea un “montaje de la DEA”. 

Fuser News es el principal portal web relacionado con la operación de influencia a favor de Alex Saab, y en el pasado ha difundido desinformación en relación con su caso.

El 1° de noviembre, AP publicó un segundo artículo sobre el caso contra Costanzo y Recio. A las 2:24 p.m. (VEN) de ese día, Globovisión publicó en su página web una versión casi idéntica del artículo, pero titulando “Agente de la DEA filtró información secreta para perjudicar caso del diplomático Alex Saab”. El titular clickbait distorsiona la información del artículo original, que en ningún momento sugiere que la supuesta filtración perjudique a Alex Saab en su juicio.

El mismo día a las 4:25 p.m., Fuser News publicó otra nota citando el segundo artículo de AP sobre el mismo caso. En ella, se afirma que el caso penal contra Alex Saab “fue un montaje de agentes corruptos de la DEA” y que AP expuso un plan orquestado para acusar a Alex Saab de “delitos jamás comprobados”, afirmación que tampoco aparece en el artículo de AP. Fuser News tituló el texto como “El caso penal contra Alex Saab fue un montaje de agentes corruptos de la DEA”, un título desinformante que distorsiona lo que realmente dice la nota original. 

Durante los días 1° y 2 de noviembre de 2023, la red social X fue inundada con enlaces a las notas desinformantes publicadas por Globovisión y Fuser News, en un intento coordinado de posicionar la narrativa de que la DEA había fabricado el caso en contra de Alex Saab. A las 8 a.m. del 2 de noviembre, Cazadores de Fake News contabilizó 66 publicaciones y 294 retweets en X con los que se amplificó la narrativa desinformante, contra 44 publicaciones y 561 retweets que llevaban contenido referido en el artículo de AP. Varias decenas de las cuentas que amplificaron el contenido desinformante son integrantes del llamado “Movimiento Free Alex Saab” y el alcance de sus publicaciones es superior al promedio de usuarios de X porque se encuentran suscritos al servicio Twitter Blue.

A pesar del intento de amplificación coordinada, se pudo comprobar que el alcance de la información no distorsionada fue mucho mayor que el del contenido desinformante, al menos en la red social X. Los tweets que se refirieron al artículo de AP o que fueron publicados por periodistas y medios nacionales e internacionales consiguieron al menos 117.421 visualizaciones en X, principalmente por amplificación orgánica, más de 8 veces las conseguidas por los artículos desinformantes publicados por Globovisión y Fuser News (14.373 visualizaciones).

En ocasiones anteriores, Cazadores de Fake News ha comprobado la amplificación coordinada de desinformación y propaganda sobre el caso de Alex Saab, promoviendo narrativas que favorecen su juicio o contenido que perjudica periodistas e investigadores de su caso, incluso logrando documentar campañas de estigmatización en línea.

Sobre la supuesta colaboración de Alex Saab como informante de la DEA

Simpatizantes y defensores de Alex Saab lo consideran un aliado clave del presidente Nicolás Maduro y sostienen que su arresto fue una consecuencia de sus intentos por burlar las sanciones estadounidenses impuestas a Venezuela durante la administración de Trump. No obstante, según la fiscalía en su juicio en Miami, Saab habría actuado como colaborador de la DEA antes de ser detenido, trabajando con agentes fuera de Venezuela y contribuyendo a las investigaciones sobre el entorno más cercano a Maduro, hasta que decidió no continuar con su acuerdo de colaboración, según lo informado por los fiscales de su caso.

De acuerdo con documentos disponibles en fuentes abiertas sobre su juicio en Miami y lo presentado por la parte acusadora, Alex Saab se reunió con agentes de la DEA y el FBI en agosto de 2016 en Bogotá, Colombia, donde se discutieron detalles sobre sobornos en Venezuela y el movimiento de dinero a través de compañías. En noviembre de 2017, firmó un acuerdo de cooperación con la DEA, convirtiéndose en una fuente activa que colaboró en las investigaciones en curso, y en abril y mayo de de 2019, fue informado sobre la necesidad de entregarse a las autoridades estadounidenses antes del 30 de mayo de 2019, de lo contrario enfrentaría cargos criminales.

A pesar de su colaboración inicial y las sumas significativas de dinero implicadas, Alex Saab optó por no entregarse a la justicia de EE.UU. antes de la fecha límite de mayo de 2019, lo cual resultó en su acusación formal. Su negativa a presentarse ante las autoridades, a pesar de las advertencias de la DEA y la comunicación con su abogado, consolidó su estatus como fugitivo y fue un factor clave para aplicar la doctrina del desentendimiento del fugitivo en su caso.

De acuerdo a la parte acusatoria, Saab realizó varias transferencias de dinero como parte de su acuerdo con la DEA durante su periodo de cooperación, incluyendo una transferencia de 3.255.593,90 dólares en agosto de 2018, otra de 3.313.357,69 dólares en septiembre de 2018, otra de 3.138.844,70 dólares en noviembre de 2018 y otra de 2.942.501,37 dólares en febrero de 2019 de cuentas bancarias que controlaba a cuentas controladas por la DEA.

Estas cifras fueron parte de las evidencias de su colaboración activa con la DEA y sus esfuerzos por ayudar en las investigaciones sobre los delitos de los que había sido acusado.

La supuesta cooperación entre la DEA y Saab no es aceptada por la defensa del empresario colombiano en redes sociales.

En un artículo de opinión publicado el pasado 3 de noviembre y firmado por Laila Tajeldine, abogada e integrante del Movimiento Alex Saab, se afirma que la cooperación de Alex Saab con la DEA “no fue más que una reunión del equipo” de sus abogados para demostrar que las empresas de Saab señaladas “no tenían ninguna irregularidad” y que los agentes, supuestamente, habían enviado el mensaje que ya existía la decisión política de presentar acusación en su contra a pesar de la –supuesta– ausencia de irregularidades.

El artículo de opinión de Tajeldine fue reproducido por Al Mayadeen, HispanTV (vinculado con el gobierno de Irán), la página web de la cancillería venezolana y fuentes desinformantes recurrentes como Últimas Noticias y el portal Venezuela News.


Cazadores de Fake News investiga a detalle cada caso, mediante la búsqueda y el hallazgo de evidencias forenses digitales en fuentes abiertas. En algunos casos, se usan datos no disponibles en fuentes abiertas con el objetivo de reorientar las investigaciones o recolectar más evidencias